Desarrollo social

Fundación Repsol trabaja para la mejora de la calidad de vida de las personas, por lo que dentro del programa Ciudadanía responsable, desarrollan una línea dedicada a los proyectos de desarrollo social sostenible.

Programa mundial
de alimentos

Junto con el Programa Mundial de Alimentos de Naciones Unidas se desarrollan dos proyectos. El proyecto en Perú, está dirigido a la Mejora de la seguridad alimentaria de colectivos vulnerables en Ventanilla con el objetivo de reducir la alta incidencia de anemia entre los niños, jóvenes y mujeres. Para ello, se desarrollan talleres de capacitación sobre alimentación saludable, además de campañas de sensibilización para promover el consumo de agua segura y la correcta gestión de residuos.

En Bolivia se lleva a cabo la iniciativa Sin hambre se aprende mejor: alimentación para los niños en las escuelas de Entre Ríos, con el objetivo de beneficiar a 5.000 niños de 85 escuelas rurales de la zona de Entre Ríos. Para ello se promueve la escolarización de la población infantil y se colabora para servir comidas nutritivas y equilibradas en las escuelas, con el objetivo de ayudar a erradicar el hambre. Además, se trabaja con los pequeños agricultores locales y el gobierno para que sean ellos los proveedores.

Apoyamos el desarrollo sostenible
Compromiso con las personas

Salud

Asimismo, también en Bolivia, se desarrolla el programa se salud visual, Ojos de Bolivia, en colaboración con la Fundación Ojos del Mundo. El proyecto contempla la capacitación del personal de los centros de atención primaria, para un rápido diagnóstico en materia de salud ocular. También se trabaja con servicios oftalmológicos de segundo y tercer nivel, correspondientes a la atención especializada y la cirugía ocular, para reforzar la formación de los profesionales, contando con el apoyo de varios expertos en la materia. Paralelamente a las acciones formativas, varias unidades se desplazan por las áreas rurales para atender a la población. En total, más de 60.000 personas se benefician de este proyecto.

En materia de salud ocular, Fundación Repsol también colabora en otras campañas a nivel internacional de la mano de la Fundación CIONE Ruta de la Luz. Esta iniciativa ha visitado varios países de América Latina y África. En cada una de las localizaciones se desplazan varios ópticos optometristas para tomar mediciones ópticas a la población, detectando posibles anomalías oculares. Una vez detectados los casos, los ópticos entregan las recetas en Madrid y se montan las gafas en talleres solidarios para hacérselas llegar a los beneficiarios.

Otra de las acciones clave en materia de salud es el programa de donación y trasplantes para Trinidad y Tobago que se desarrolla junto con DTI (Donation & Trasnsplant Institute) y el gobierno del país caribeño. Mediante este proyecto se trabaja con los profesionales de Trinidad y Tobago, formando al personal sanitario y administrativo para mejorar el proceso de detección de posibles donantes y agilizar el procedimiento para realizar el trasplante, fomentando la igualdad en el acceso al sistema de trasplantes.

Descubre los últimos proyectos de #FundaciónRepsol para promover una mejora de la calidad de vida de más de 200.000 personas

#FundaciónRepsol

Apoyo a la infancia

Fundación Repsol también está presente en Colombia con su apoyo al Centro Integral de Desarrollo Infantil (CIDI) en Cartagena de Indias, en colaboración con la Fundación Juan Felipe Gómez Escobar. Este centro atiende cada año a más de 200 niños menores de 24 meses y a sus madres adolescentes.  Los niños reciben cuidado y atención en temas de salud, nutrición, desarrollo físico y psicomotor, vacunación y estimulación temprana, mientras sus madres pueden acudir a charlas sobre la maternidad o talleres de capacitación, mejorando su formación y empleabilidad.

Además, la Fundación mantiene su presencia en África, un continente con serias carencias estructurales. En este sentido, Fundación Repsol colabora con la Fundación Por Una Sonrisa en África en la construcción y equipamiento de una escuela de secundaria en Louly Benteigné, una población senegalesa situada  en la zona más pobre de la sabana africana, cercana a la ciudad de Mbour. Esta escuela permite que más de 1000 niños de la comunidad rural de Sandiara puedan continuar con su formación. Desde 2009 se ha dotado de la infraestructura necesaria a centros educativos y de salud de las comunidades de Mbour, Mbackombel y Louly Benteigné.