Ópera y +

16.08.2016
Fundación Repsol colabora con la ABAO (Asociación Bilbaína de Amigos de la Ópera) en un programa que acerca la ópera a los pacientes del Hospital de Cruces de Barakaldo.
Actividad del programa `Ópera y +´ en la planta de pediatría del Hospital de Cruces (Vizcaya)

El llevar la ópera al hospital me parecía una cosa sencilla, ya que al final la música lleva implícita la emoción, y aquí en el hospital se mueven muchísimas emociones, con lo cual, es un lenguaje absolutamente universal, y la ópera en concreto es una vía perfecta para entrar en el hospital, y de hecho así se constata en el día a día cada vez que venimos aquíAsí describe Aitziber Aretxederra, responsable de didáctica del programa Ópera y más, desarrollado por Fundación Repsol y la ABAO.

Durante el primer año de actividad, este programa ha acercado la ópera a los pacientes de nefrología, pediatría y neonatología del Hospital de Cruces (Vizcaya), con un programa de actividades adaptado para pequeños y mayores, llegando a 1.495 personas.

En total, se han desarrollado 53 actividades, que han combinado las charlas y sesiones dentro del hospital con la asistencia de los pacientes al teatro Euskalduna, para disfrutar en directo de la ópera y conocer entre bastidores los secretos de este género.

En la planta de pediatría se han desarrollado clases de música para los más pequeños, que han podido tocar diferentes instrumentos y conocer algunos libretos operísticos. Además, se les ofrece la posibilidad de acudir a alguna de las óperas que se representan dentro del programa infantil Abao Txiqui.

Itziar Villariezo, profesora del aula hospitalaria para niños en el Hospital de Cruces, destaca de este programa “la normalización, ya que los niños no pueden salir, es importante que el mundo exterior pueda venir, y por otra parte, desde el punto de vista curricular, cubre la competencia musical de una manera que nosotros no podíamos hacer”.

A los pacientes de diálisis se les han ofrecido charlas informativas sobre ópera, invitándoles a asistir a los ensayos de las obras representadas en el Euskalduna de Bilbao. “Es una iniciativa muy buena, porque te saca del ámbito de la enfermedad, conoces una cosa que igual no la conocías hasta ahora, y es algo nuevo, diferente… y positivo”, asegura uno de los pacientes de diálisis que ha participado en esta experiencia.

Además, la unidad de neonatología ha contado con la participación de Aitxiber, mezzosoprano profesional, que una vez a la semana ha compartido sus canciones con los padres y los bebés ingresados.

En palabras de Jon López de Heredia, jefe de Neonatología del Hospital de Cruces, “es un proyecto de canto de ópera y canciones de cuna a niños. Al principio tenía dificultades con este proyecto, pero una vez conociendo a las personas que iban a intervenir, me pareció que iba a ser una actividad muy fructífera, como está siéndolo. Intentamos que sea una actividad personalizada para las familias y que eso les ayuda a sentirse un poquito más como en casa"

Ver video.