Cultura inclusiva

Fundación Repsol, a través de su programa Rompiendo barreras, apuesta por una sociedad diversa, en la que haya igualdad de oportunidades para todos, con y sin discapacidad.

Cultura e inclusión

Uno de los proyectos destacados es Más cultura, más inclusión que se desarrolla en colaboración con Plena inclusión Madrid. Gracias a este proyecto se ha desarrollado un manifiesto por la cultura inclusiva, en el que han trabajado expertos en discapacidad de distintas entidades y expertos del ámbito de la cultura. En el marco de esta iniciativa, también se lleva a cabo un intenso programa de colaboración con instituciones culturales, como museos, salas de exposiciones o universidades, con el objetivo de difundir el manifiesto, lograr la mejora de la accesibilidad física y cognitiva de espacios culturales y promover la apertura de espacios de exhibición para las creaciones de las personas con discapacidad intelectual

Además, la Fundación colabora con diferentes iniciativas con el objetivo de sensibilizar y promover la inclusión de personas con discapacidad. En el festival de cortos Notodofilmfest se apoya un premio dirigido a cortometrajes que tengan como tema principal la discapacidad. Además, anualmente, la Fundación impulsa la participación en el Festival Eñe de diferentes artistas con discapacidad o que pertenecen a colectivos en riesgo de exclusión social.

Cultura como herramienta de integración
Más de 10.000 beneficiarios cada año

Artesin barreras

La Fundación también apoya el Programa de Accesibilidad del MACBA (Museu d´Art Contemporani de Barcelona). Desde 2014 se trabaja en este innovador proyecto para mejorar la accesibilidad en el museo, disminuyendo las barreras físicas y cognitivas. Esta iniciativa se apoya en tres ejes: salas accesibles, visitas guiadas y creación de materiales informativos adaptados. En 2014 se inauguró la sala Fundación Repsol, donde se muestran diez recreaciones de obras que forman parte de la colección permanente del MACBA, que permiten a todos los visitantes tocar y sentir el arte a través de los sentidos. Conoce todo lo que se está haciendo a través de este

En el campo del arte, Fundación Repsol colabora con la Asociación Debajo del Sombrero en el proyecto. Los Artistas del Sombrero en Bellas Artes (BBAA), que apuesta por la educación artística inclusiva de las personas con discapacidad intelectual en entornos normalizados. Seis alumnos aprenden técnicas y exploran lenguajes visuales, junto al resto de compañeros de la facultad de BBAA de la Universidad Complutense de Madrid, favoreciendo el desarrollo de su potencial artístico. Acompaña a los artistas en sus clases a través de este video.

Además, este programa formativo se amplía a través de la creación del Estudio Debajo del Sombrero, un taller que ofrece a más de 40 artistas con discapacidad intelectual un espacio de trabajo, orientación y apoyo en la producción de proyectos complejos y experiencias de diálogo con otros artistas.

El talento no entiende de discapacidades. Cultura para todos, #CulturaInclusiva

#CulturaInclusiva

Creatividad y talento

Otro de los proyectos que promueve el intercambio y el desarrollo de la creatividad son los Talleres literarios para personas con discapacidad intelectual, desarrollados junto con la Asociación Argadini. El taller Escribir por el placer de contar dota a los alumnos de los recursos necesarios para que puedan elaborar relatos sobre sus experiencias, sentimientos y sensaciones. Además, durante algunas de las sesiones, se trabaja conjuntamente con escritores sin necesidades de apoyo, generando un espacio donde los alumnos comparten sus inquietudes, experiencias y sus formas de abordar la creación literaria. Por otra parte, se desarrolla el taller Creas Tú, una particular iniciativa que trabaja de manera muy personalizada el desarrollo de las capacidades creativas de los niños con trastornos del espectro autista.

También se actúa en el ámbito teatral, con los talleres de Teatro adaptado para personas con discapacidad, en los que colabora Varela Producciones y la Cía. de teatro de Blanca Masillach. La representación se inicia con una introducción sobre el autor de la obra. Posteriormente, se realiza un pase de la obra adaptada al público asistente, por parte de un elenco compuesto por actores con y sin discapacidad.Una vez terminada la representación, se desarrollan una serie de actividades en las que se invita a los espectadores a participar y a utilizar el escenario como herramienta de formación en seguridad y autoconfianza.