Reforestaciones

Uno de los participantes en las plantaciones promovidas por Fundación Repsol

Fundación Repsol mantiene un compromiso por la recuperación y el acondicionamiento de los entornos naturales, especialmente donde la compañía está presente.

En este contexto, dentro del Plan de voluntariado, Fundación Repsol colabora con la ONG Reforesta en acciones de reforestación en Madrid.

Cada mes, un grupo de voluntarios acude al Parque Regional Cuenca Alta del Manzanares, donde acompañados por profesionales en el ámbito del medioambiente, colaboran en la plantación de árboles y limpieza del entorno natural, disfrutando de una jornada al aire libre.

Además, se ha puesto en marcha una nueva acción, que combina la conservación forestal con la integración social en La Pedriza del Manzanares. Se trata de una actividad donde los voluntarios, acompañados por niños en riesgo de exclusión social, realizan un recorrido por la Sierra de Guadarrama, aprovechando los beneficios del entorno natural para disfrutar de una jornada de ocio educativo donde se llevan a cabo labores de plantación y otras actividades lúdicas relacionadas con el medio ambiente.

En línea con este compromiso de fomentar y contribuir al desarrollo sostenible, desde 2011 Fundación Repsol lleva a cabo un programa de reforestaciones, con el objetivo de potenciar la sostenibilidad y la mejora del medio ambiente. En estas tareas se cuenta con la colaboración de los Ayuntamientos de los municipios beneficiados, así como con los complejos industriales de la Compañía y entidades locales, que participan activamente en las plantaciones.

El programa de reforestaciones ha llegado a A Coruña, ayudando a recuperar la flora en la zona de Bens y en los municipios de Portomarín y Caldas de Reis, por donde discurre el Camino de Santiago.

En la ribera del río Francolí en Tarragona se ha actuado para recuperar especies autóctonas como el álamo, el fresno y otros arbustos.

En Puertollano, se ha replantado el entorno del Pabellón Ferial “La Central” y en la Avenida de Ciudad Real,  con el objetivo de aumentar la biodiversidad de la zona y embellecer estos espacios.

En Cartagena se han plantado más de 500 ejemplares en la población de Alumbres para evitar los arrastres producidos por las aguas de escorrentía. Asimismo, se han llevado a cabo otras acciones en el entorno del molino de viento, en el perimetral del Pabellón de Deportes y en varios jardines del paseo central.

El programa también ha llegado a Moguer, donde se han reforestado 15 hectáreas, a Tres Cantos con la plantación de 240 árboles en la Avenida de Labradores y al Parque El Egido en Pinto.

Además, Fundación Repsol colabora con la Fundación Apadrina un Árbol, asegurando el cuidado y mantenimiento de las nuevas especies replantadas en la zona del Alto Tajo (Guadalajara), donde un incendió en el verano de 2005 arrasó trece mil hectáreas.

Estas actuaciones se basan en  el compromiso de Fundación Repsol por la recuperación ambiental y la educación en valores con el objetivo de trabajar por un futuro más sostenible.

Compartir:

Volver