Comienzan las obras del futuro Museo del Foro Romano en el Molinete

05.04.2018
Este museo forma parte del proyecto de excavación, restauración y puesta en valor del Foro Romano, impulsado por Fundación Repsol en colaboración con el Ayuntamiento de Cartagena y gestionado por Cartagena Puerto de Culturas. Una apuesta por el desarrollo y apoyo cultural en la ciudad.

Una vez finalizada la excavación arqueológica, que desde el pasado mes de julio se estaba realizando en el Barrio del Foro Romano, próximamente se iniciarán las obras del Museo del Foro Romano, un edificio que albergará la colección museográfica donde se explicará la evolución de la colina a través de sus 2000 años de historia. Con esta fase culmina el proyecto de apoyo cultural para la recuperación de los 5.000 metros cuadrados que conforman el Parque Arqueológico del Molinete, uno de los más grandes de Europa.

Ana Belén Castejón , alcaldesa de Cartagena; Ignacio Egea, vicepresidente de Fundación Repsol; Juan Antonio Lorca, director general de Bienes Culturales de la Comunidad Autónoma; y  Andrés Cánovas, el arquitecto del proyecto han expuesto las novedades del proyecto

Tres plantas de historia

El museo, que se desarrollará en 10 meses, supondrá el inicio del recorrido al Parque Arqueológico del Molinete, mostrando entre sus más de 300 piezas los principales hallazgos de las diferentes campañas arqueológicas. Además, servirá como punto de partida para explicar a los visitantes los distintos espacios que constituyeron el núcleo monumental de la Cartagena antigua.

El centro museográfico estará articulado en tres plantas. La primera planta acogerá un espacio introductorio sobre la colina del Molinete y una sala en la que se expondrán las piezas fundamentales halladas en estos últimos años, con una cronología que va desde el siglo III a.C hasta el siglo XX d.C. Entre estas piezas destacan las pinturas murales de dos Musas y un Apolo, excepcionalmente conservadas. En la planta intermedia se expondrán piezas bizantinas y tardorromanas y un pequeño espacio de usos múltiples. La última planta, punto de conexión con el Parque Arqueológico, también contará con vitrinas para exponer objetos de época romana y la inscripción donde se menciona al prefecto del pretorio de Roma Advento. Además, en ella se restituirá el volumen y la altura que poseía la Curia Romana para adecuarla a la visita.

Cinco años de grandes hallazgos

Fundación Repsol apoya el proyecto de excavación, restauración y puesta en valor del Foro Romano desde 2013, realizándose varias campañas que han permitido recuperar un patrimonio histórico de gran valor.

La última fase, recientemente finalizada, ha permitido completar la definición del gran muro de aterrazamiento, que diferencia la terraza superior, donde se encontraría el templo, del cual no se conserva nada y la terraza inferior, presidida por la gran plaza que se extiende hasta la plaza San Francisco, con un altar de grandes dimensiones en el extremo norte. Asociado a este altar, un suelo de mármol del que se conserva un pequeño tramo y permite estudiar la decoración de este monumento.

A ambos lados del altar, se conserva una zona de paso, porticada en el lado occidental, protegiendo la fachada de un edificio aún no interpretado, en cuyo interior se ha documentado una habitación solada con un mosaico geométrico realizado con teselas de gran formato de colores blanco, negro y rojo. Frente a este edificio, en el lado opuesto del foro, encontramos la curia, cuya fachada invade la zona del pórtico y que se encuentra conservada bajo la calle Adarve.

Esta intervención también ha permitido documentar una serie de estructuras, quizás viviendas y restos del trazado urbano del siglo II a.C., que fueron derruidas para la construcción de la plaza pública. Estas viviendas reflejan las técnicas constructivas propias de la época, con su correspondiente sistema de evacuación de aguas y suelos de tierra apisonada al interior. Resulta muy interesante el hecho de que se encuentren organizadas también en varias terrazas o niveles que de alguna manera, adaptan a la topografía de la ladera de la colina y aún hoy, permanecen definidas en el parcelario urbano actual.

En las etapas anteriores destaca especialmente el descubrimiento del templo de Isis y las pinturas murales de dos Musas y un Apolo.

La iniciativa ha contado con el apoyo de Fundación Repsol, que ha invertido más de 4 millones de euros, de acuerdo a su compromiso con la cultura y la recuperación del patrimonio histórico de Cartagena.