Curso Transición Energética en España: sistema eléctrico y movilidad

30.09.2019
Fundación Repsol, siguiendo su firme compromiso con la divulgación del conocimiento en materia de transición energética, ha organizado en colaboración con el Instituto Atlántico el curso “Transición Energética en España: sistema eléctrico y movilidad”.
António Calçada, vicepresidente de Fundación Repsol en la apertura del Curso sobre Transición Energética organizado junto al Instituto Atlántico.

Dos jornadas celebradas en la Internacional Business School de la Universidad Francisco de Vitoria de Madrid que han contado con la participación de reputados expertos en materia energética, quienes han profundizado en el futuro del sistema eléctrico español, los nuevos desafíos nacionales en movilidad y los retos y oportunidades a los que nos enfrentamos en esta transición energética.

El encargado de realizar la ponencia inaugural ha sido António Calçada, vicepresidente de Fundación Repsol, que ha resaltado la importancia de los avances tecnológicos como motor de cambio, ya que “serán exponenciales y jugarán un papel clave en la transición energética y la descarbonización”.

António Calçada ha destacado el papel fundamental que desempeña el sector industrial ante los que considera los cuatro grandes desafíos a nivel energético: acceso universal, seguridad de suministro, competitividad y sostenibilidad. Todo este nuevo modelo con el cliente como centro de la solución, evolucionando de consumidor a prosumer.

Uno de los participantes ha sido Frank. A Wolak, director del Programa de Energía y Desarrollo Sostenible de la Universidad de Stanford, que ha centrado su intervención en el mercado eléctrico. Wolak ha analizado el importante desafío que supone la adecuación de los recursos, ya que los mecanismos basados en la capacidad a largo plazo se vuelven más caros a medida que aumenta la proporción de recursos energéticos intermitentes.

Otra de las ponencias destacadas ha sido la de Iván Martén, socio senior emérito de ESADE Business School, que ha analizado el sector de la movilidad y cómo el transporte debe contribuir a la reducción de emisiones. En su intervención ha destacado que, pese a no existir una única solución, al menos a medio plazo, la evolución tecnológica jugará un papel importante para obtener una transición inteligente con un balance óptimo entre coste e impacto.

Desde Repsol Electricidad y Gas, David Maldonado ha incidido  en los que considera los pilares para el sector eléctrico español, con el objetivo de alcanzar una mayor eficiencia energética. Considera clave el proceso de descarbonización, pero éste debe estar ligado a la necesidad de un marco regulatorio sólido y fiable que responda a este reto futuro. Sin embargo, todo el proceso de cambio debe realizarse sin olvidar el trilema de la energía: robusta, accesible y sostenible.

En referencia al nuevo diseño de la movilidad en España, Carlos Bermúdez, gerente de Nueva Movilidad de Repsol, explicó el creciente proceso de electrificación en las ciudades. Para Bermúdez, uno de los problemas futuros que se está planteando es el sobredimensionamiento de la red de infraestructura eléctrica necesaria.  Por tanto, es prioritario que las energéticas realicen un despliegue inteligente que asegure la cobertura, tanto dentro como fuera del hogar y ha destacado los 1.700 puntos de recarga, tanto públicos como privados con los que cuenta Repsol.

El encargado de realizar la ponencia clausura ha sido Alejandro Oliva, director de Estrategia y Planificación de Repsol, que ha realizado un análisis de  los retos y oportunidades para España en esta transición energética.

Oliva considera que las renovables van ganando competitividad frente a las fuentes tradicionales, aunque continúan necesitando respaldo para cubrir su intermitencia. Por ello, en la actualidad la clave reside en reducir las emisiones en el motor de combustión de la flota de turismos y fomentar medidas eficientes en los hogares.

Asimismo, ha señalado que la transición energética debe ir más allá de los objetivos de reducción de CO2 y tanto el hidrógeno como los e-fuels pueden jugar un importante papel para satisfacer parte de la demanda energética además de contribuir a descarbonizar sectores de difícil electrificación.

En este Curso de Transición Energética en España, también han participado destacados expertos como David Gonzalez, senior partner de McKinsey; Álvaro Sánchez Miralles, CEO de Stemy Energy; Pep Salas, experto de la Comisión para la Transición Energética;  Alicia Carrasco, CEO de olivoENERGY; Carlos Solé, socio responsable de Economics & Regulation de KPMG; Carlos Bergera, responsable de Relaciones Externas de Smart Mobility de Iberdrola;  Guillermo Wolff, presidente de la Comisión Técnica de Motores, Combustibles y Lubricantes de ASEPA;  Ángel Caballero, director de Mercados Organizados de Electricidad de Naturgy o Claudio Rodríguez, director general de Infraestructuras de Enagás.

Las conclusiones del curso se ha centrado en la importancia de  la evolución tecnológica para la consecución de los objetivos climáticos, así como en el protagonismo del sector oil & gas en la transición energética. Asimismo, destaca el paulatino proceso de descarbonización basado en la eficiencia y la electrificación; todo ello teniendo en cuenta la senda más eficiente en costes, de forma que el cliente pasa a ser el centro de la solución, buscando minimizar los efectos negativos de la transición para la sociedad.

Esta jornada se enmarca en el ciclo de foros y conferencias en los que participa Fundación Repsol para impulsar el conocimiento y el debate riguroso en torno a los retos del futuro de la energía.