Por un mar más inclusivo

08.06.2018
Para algunas personas con discapacidad poder navegar ya es una realidad tras realizar el curso de vela adaptada.
Alumnos del curso de vela adaptada

La Escuela de vela adaptada de Baiona (Vigo) cumple su sexto cumpleaños con un acto de clausura donde los alumnos han recibido los diplomas que acreditan su participación en el curso. Este acto supone el broche de oro a todas las actividades que se realizan gracias al apoyo de Fundación Repsol, al Monte Real Club de Yates y a la Xunta de Galicia.

Creada en 2012, esta escuela tiene por objetivo el de acercar el mundo de la vela a personas con diversidad funcional, promoviendo así su integración en la sociedad. Durante estos años más de 300 alumnos con discapacidades físicas, psicosociales, cognitivas y sensoriales han navegado en los barcos adaptados del club durante los cursos de vela inclusivos.

Gracias a la práctica de este deporte adaptado se mejora el nivel físico y emocional de las personas con discapacidad, aumenta su autoestima, incentiva las relaciones entre compañeros, les genera motivación y se disfruta en contacto directo con la naturaleza.

Durante el curso los alumnos practican vela ligera y crucero, se hacen travesías por la bahía de Baiona y han participado en competiciones de alto nivel como el Trofeo Príncipe de Asturias.