Caja Rural de Zamora invierte 6 millones de euros en Motor Verde, el mayor proyecto de reforestación en España impulsado por Fundación Repsol y Grupo Sylvestris

12.01.2023
Motor Verde es un innovador proyecto para la compensación voluntaria de emisiones a través de reforestaciones a gran escala en España, generando beneficios para la biodiversidad y contribuyendo a mitigar el cambio climático, a la vez que promueve una economía social, verde y sostenible, con un efecto transformador en el medio rural.

Para la realización de las plantaciones se contrata a personas del entorno, creando empleo local e inclusivo.

Caja Rural de Zamora se suma a Motor Verde con una inversión de 6 millones de euros, para la plantación de 1.100.000 árboles de 15 especies diferentes, que absorberán de la atmósfera 320.000 toneladas de CO₂, generando un total de 200 oportunidades de empleo en zonas rurales.

El primer proyecto de reforestación apoyado por la Caja se está desarrollando en el monte de Viforcos (León), en una extensión de 90 hectáreas afectadas por un grave incendio. Este proyecto ha generado 18 oportunidades de empleo en la zona.

El Director General de Caja Rural Zamora, Cipriano García y el Director General de Fundación Repsol, António Calçada han visitado hoy los trabajos de reforestación junto a los socios fundadores de Grupo Sylvestris, Enrique Enciso y Francisco Martínez.

El objetivo de Motor Verde es reforestar hasta 70.000 hectáreas en toda España para compensar 16 millones de toneladas de CO₂, generando miles de oportunidades de empleo.

Caja Rural de Zamora se ha sumado al proyecto Motor Verde, impulsado por Fundación Repsol junto a su participada Grupo Sylvestris. Se trata del mayor proyecto de reforestación en España para impulsar la compensación voluntaria de emisiones, promoviendo una economía social, verde y sostenible, con un efecto transformador en el medio rural.

Motor Verde es un proyecto diferencial, que persigue generar un triple impacto positivo: medioambiental, reforestando terrenos baldíos o afectados por incendios para contribuir a la acción contra el cambio climático; social, creando empleo local e inclusivo y ofreciendo formación para mejorar la empleabilidad de los habitantes de las zonas donde se llevan a cabo las plantaciones; y económico, apostando por una inversión de futuro, dinamizando el tejido empresarial en el ámbito rural.

Caja Rural de Zamora se une a este proyecto con una inversión de 6 millones de euros, que va a permitir la reforestación de 1.200 hectáreas con 1.100.000 árboles autóctonos, para la compensación de 320.000 toneladas de CO₂.

Esta colaboración se ha presentado hoy en la sede de Caja Rural de Zamora en León, con la participación del Director General de Caja Rural de Zamora, Cipriano García; el Director General de Fundación Repsol, António Calçada y los socios fundadores de Grupo Sylvestris, Enrique Enciso y Francisco Martínez.

Cipriano Garcia ha agradecido que una Fundación como la de Repsol, y una empresa con más de 30 años de experiencia como Sylvestris, “hayan contado con nosotros para llevar a cambio este importante proyecto medioambiental, social y también económico, que es lo que resume la filosofía de nuestra entidad”.

António Calçada ha destacado la apuesta de Fundación Repsol por “una nueva economía verde y social, en la que se tenga en cuenta no solo el impacto económico, sino también el impacto sobre la sociedad y sobre el medio ambiente, y el proyecto Motor Verde es un claro ejemplo de que es posible”.

Enrique Enciso ha resaltado la importancia de la restauración de zonas incendiadas, contando para ello con la población local.

Los trabajos en Viforcos han comenzado este otoño, con la plantación de cerca de 100.000 árboles de distintas especies forestales autóctonas, recuperando la biodiversidad y garantizando la resiliencia del nuevo bosque a largo plazo. Para las plantaciones se contratará a más de 18 trabajadores del entorno, un 50% pertenecientes a colectivos vulnerables.

Asimismo, en el marco del proyecto se pondrán en marcha programas de formación para la mejora de la empleabilidad de la población y proyectos de fomento de la innovación y el desarrollo tecnológico en el sector forestal, contribuyendo a fijar población en la comarca.

Además de en Castilla y León, el proyecto Motor Verde está en marcha en otras Comunidades Autónomas, como Asturias o Extremadura, donde ya se están llevando a cabo reforestaciones en diferentes municipios. En los próximos meses está previsto que el proyecto se extienda a nuevas áreas y regiones.

Motor Verde

Fundación Repsol, junto a su participada Grupo Sylvestris, pusieron en marcha Motor Verde en 2021, con el objetivo de promover la reforestación a gran escala como herramienta para la compensación de emisiones en el marco de la transición energética en curso.

Los árboles absorben CO₂ y lo fijan en sus tejidos. Así, las reforestaciones representan una solución climática natural que ofrece opciones técnicamente contrastadas, atractivas y rentables para la captura de CO₂ de la atmósfera, generando beneficios medioambientales y sociales.

Motor Verde es el mayor proyecto de reforestación para la compensación de emisiones en España. El objetivo de Motor Verde es alcanzar las 70.000 hectáreas para la absorción de 16 millones de toneladas de CO₂ en los próximos años.

Los proyectos forestales están liderados por el Grupo Sylvestris, una empresa participada por Fundación Repsol, que cuenta con más de 30 años de experiencia en el sector forestal. Para los trabajos de Motor Verde se aplica una metodología propia y diferencial, que lo dota de gran fiabilidad y rigor. Se realiza un exhaustivo análisis previo, trabajo sobre el terreno y mantenimiento posterior a la plantación, para asegurar la resiliencia del bosque a futuro, apostando por el desarrollo sostenible del entorno.

Los nuevos bosques se diseñan de acuerdo con los máximos estándares de la Oficina Española de Cambio Climático (OECC), el organismo oficial de certificación para proyectos de absorción en España, dependiente del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico.

Gracias a este proyecto, se está generando empleo local e inclusivo en la España rural, donde se realizan las plantaciones, con especial atención a la contratación de colectivos vulnerables, además de suponer un fuerte impulso a la economía local, fomentando la formación especializada y la creación de nuevos negocios ligados al sector forestal, además de atraer actividad económica y generar riqueza en el entorno.

Motor Verde mantiene desde sus inicios una importante apuesta por la innovación y la investigación aplicada al sector forestal en colaboración con Hispasat, socio tecnológico de primer nivel, con el que Fundación Repsol y Grupo Sylvestris están aplicando tecnologías satelitales para la monitorización, seguimiento y control de los bosques y de su crecimiento.