Revalorizar los residuos es esencial para potenciar la economía circular

01.10.2021
La segunda sesión del Ciclo de Economía Circular de Funseam y Fundación Repsol se ha dedicado a la revalorización económica y energética de los residuos. Es una alternativa de Economía Circular que se suma al reciclaje y permitiría reducir los desperdicios que van a parar cada año a los vertederos. Este jueves hemos conocido algunos datos sobre la situación actual de la gestión de los residuos urbanos en España: más del 56% todavía acaban en los vertederos y solo se le da valor energético al 9’9%. En 2035 esa cifra debería ser del 25%.

La revalorización de los residuos debe ser una parte esencial para el desarrollo de la Economía Circular, porque permite completar el ciclo de recuperación y generar fuentes energéticas sostenibles. Así lo ha destacado Joan Batalla, director general de Funseam, en la presentación de la segunda sesión del Ciclo de Economía Circular, organizado por Funseam y Fundación Repsol.

En la jornada de hoy el presidente de la Asociación de Empresas de Valorización Energética de Residuos Urbanos, Rafael Guinea, ha detallado cómo se gestionan los residuos urbanos ahora y cómo deberían gestionarse en el futuro. Para cumplir con los compromisos que plantea la Unión Europea es necesario buscar alternativas y convertir los residuos en recursos energéticos “permite eliminar vertederos, fomenta las energías renovables, lucha contra el cambio climático, mejora la eficiencia energética y previene la contaminación”. Sin embargo, existe cierta controversia sobre la cuestión, ya que la sociedad percibe esta valorización como algo contaminante y que, además, podría limitar el fomento del reciclaje. Guinea lo desmiente: “los países que más reciclan son los que menos vertederos tienen y los que valorizan más los residuos”. Ha destacado que “España es el país europeo que más toneladas lleva a vertedero, con la consiguiente pérdida de una fuente energética local, gestionable y barata. Además, el depósito en vertedero genera dos veces más emisiones de gases de efecto invernadero que la valorización energética por tonelada de vertido”.

En esta segunda sesión también hemos conocido algunos proyectos empresariales que trabajan en la línea de la revalorización energética de los residuos. Celsa Group, fabrica 7M de toneladas de acero, que, según su presidente, Francesc Rubiralta, “evitan la extracción de 9,8 MT de mineral de hierro y el consumo de 5,1 MT de carbón”. Rubiralta ha asegurado que el acero que producen es reciclable al 100% y que el 90% los residuos que se generan en su proceso de producción se valorizan. En este sentido ha destacado que más que una empresa de producción de acero son el principal reciclador de Europa contribuyendo a la descarbonización con soluciones circulares.

Elías Unzueta, gerente de Petronor Innovación, ha explicado algunos de los proyectos en los que trabaja la compañía, perteneciente al grupo Repsol: una planta de revalorización de combustible sólido recuperado, fabricación de ecocombustibles a partir de hidrógeno y CO2 recuperado y una planta de carbonatación para la producción de material de construcción sostenible, con un gran potencial de secuestro de CO2. Unzueta ha destacado que “el pasado mes de julio, Petronor produjo el primer lote de biojet (combustible de aviación) fabricado a partir de residuos”. La apuesta de Repsol por la circularidad supone una inversión de 2.500 M€ a través de 16 tipos de proyectos, todos basados en plataformas de circularidad. En estas iniciativas confluyen múltiples actores – empresas, centros tecnológicos, gestores de residuos…- que apuestan por la circularidad como “solución disponible a corto plazo para descarbonizar sectores como el transporte o las necesidades térmicas del sector industrial”.

El gas también ha sido protagonista en esta segunda sesión del ciclo. Miguel Mayrata, director de Diversificación de Negocio de Redexis ha querido destacar que los gases renovables contribuirán a los objetivos de descarbonización de la economía y lo harán, además, aprovechando las infraestructuras existentes: “Cada metro cubico de biometano que se inyecta es un metro cubico menos de gas fósil que se tiene que importar”. Mayrata cree que para implementar el gas renovable hace falta un sistema de certificados y garantías de origen que permitan que en el mercado se pueda reconocer como una fuente energética sostenible. En su intervención ha destacado “el enorme potencial que existe en España para los gases renovables y en particular el biometano”. Un potencial que también se da en otros países como Francia o Alemania donde este tipo de proyectos ya son una realidad.

Antes de terminar la sesión ha intervenido Luis Moreno, director general de la Fundación Ecolec, dedicada a la gestión de aparatos eléctricos y electrónicos y los residuos que generan. Unos residuos que, según la Fundación, han crecido un 21% en los últimos 5 años. Uno de los segmentos más destacados es el de los teléfonos móviles, de los cuales se pueden valorizar importantes cantidades de materias primas. Según Moreno, por cada millón de dispositivos, se pueden recuperar 16 toneladas de cobre, 350 kg de plata, 34 kg de oro y 15 kg de paladio, con un valor total de 2 millones de euros.

La redactora del periódico Expansión, María José Gómez-Serranillos ha moderado la mesa redonda que se ha celebrado en los últimos minutos, para responder a las cuestiones que han planteado algunos de los asistentes a la sesión.

Próximas sesiones

“Soluciones tecnológicas en el ámbito de los residuos”, jueves, 14 de octubre, 12:00-13:30h

“Experiencias internacionales en la gestión de residuos”, jueves, 28 octubre, 12:00-13:30h