Colaboramos con Microsoft en un proyecto conjunto de reforestación

23.04.2021
Fundación Repsol y Microsoft impulsan un proyecto de reforestación en Torremocha de Jarama (Madrid), dirigido por Sylvestris. Con esta reforestación se va a generar un triple alto impacto, económico, social y medioambiental.
Reforestación desarrollada en Torremocha de Jarama (Madrid) por Sylvestris, con el impulso de Fundación Repsol

Microsoft se ha sumado al proyecto de reforestación que Fundación Repsol tiene previsto desarrollar el próximo otoño en el norte de la Comunidad de Madrid. Con esta iniciativa, Fundación Repsol y Microsoft, que desde marzo de 2020 trabajan conjuntamente en proyectos educativos en transición energética, refuerzan su colaboración, ampliándola al ámbito de la sostenibilidad.

Fundación Repsol, con una estrategia centrada en transición energética y sociedad, cuenta con una probada trayectoria y credenciales en el impulso y desarrollo de iniciativas de triple impacto (económico, social y ambiental) en España. En este sentido, como muestra de su compromiso con la sostenibilidad y los entornos locales, Microsoft se suma al proyecto de reforestación que Fundación Repsol llevará a cabo el próximo otoño en una antigua zona agrícola abandonada en Torremocha del Jarama, al norte de Comunidad de Madrid.

El proyecto, financiado por el equipo de Data Center Community Development de Microsoft en Redmond, será ejecutado a través de Grupo Sylvestris, especializado en reforestaciones y en el que Fundación Repsol cuenta con una participación.

La fase inicial consiste en la plantación de un total de 6.250 árboles pertenecientes a más de 13 especies autóctonas o naturalizadas, que serán suministradas por viveros locales, totalmente adaptados a las condiciones de la zona, y debidamente combinados para garantizar la supervivencia del bosque.

El área de reforestación, que pertenece al Ayuntamiento de Torremocha de Jarama, se encuentra en la frontera del río Jarama, una zona de especial interés como parte de una gran parcela natural en las afueras del municipio. La mayor parte se considera hábitat de interés comunitario, registrada en la Directiva Hábitats, que tiene por objeto proteger los espacios naturales y las poblaciones de las especies silvestres de la Unión Europea, tanto vegetales como animales.

El equipo técnico de Sylvestris -ingenieros forestales con más de 30 años de experiencia en el sector- diseñará el bosque y dirigirá los trabajos (preparación del terreno, plantación, instalación de protectores individuales…). Es relevante destacar que para la ejecución de los trabajos se contratará a personas de la zona, colaborando con los servicios sociales municipales. Antes de la fase de ejecución, estos trabajadores serán formados por Sylvestris, tanto en las tareas a desempeñar para la correcta plantación de árboles como en materia de prevención de riesgos laborales.

“Hoy es el Día Internacional de la Tierra y estamos muy contentos de anunciar esta iniciativa local sobre sostenibilidad que esperamos sea la primera de muchas otras por venir.”, explica Pilar López, presidenta de Microsoft en España.Nuestras operaciones en España se harán más grandes con la apertura de la nueva Región Cloud de Centro de Datos de Microsoft en nuestro país en los próximos meses, por lo que estamos escuchando a las comunidades locales para entender sus necesidades y para ayudar donde podemos tener un mayor impacto”.

La actividad de reforestación es rentable y sostenible”, señala António Calçada, vicepresidente de Fundación Repsol. “Genera empleo y tiene beneficios sobre el entorno, contribuyendo a una transición energética justa e inclusiva. Es un ejemplo claro de lo que queremos promover en Fundación Repsol apostando por la inversión de impacto, un tejido empresarial que dé respuesta a los retos actuales de la sociedad desde una triple vertiente: económica, social y ambiental”.

“Es realmente gratificante contratar personas del entorno para hacer la plantación de los árboles, para nosotros esto marca la diferencia. El plazo de ejecución del proyecto se basa en la climatología para garantizar la supervivencia forestal y, teniendo en cuenta el tipo de especies que se introducirán en la plantación, el proyecto de reforestación se ejecutará durante el otoño de 2021, antes del periodo de heladas, y concluirá a finales de enero de 2022.”, apunta Francisco Martínez Sanz, co-fundador de Sylvestris.

Para dotarle de mayor trazabilidad y transparencia, el proyecto de Sylvestris será monitorizado a través de la plataforma de Reforestum, startup española que participa en el programa Microsoft AI for Earth.