Fundación Repsol y el Ayuntamiento de Muskiz reforestan 7 hectáreas de terreno

24.03.2021
Fundación Repsol y el Ayuntamiento de Muskiz, con la colaboración de la Diputación Foral de Bizkaia, apuestan por soluciones climáticas naturales y ponen en marcha un proyecto de reforestación pionero que permitirá reforestar un terreno de 7,2 hectáreas afectado por un incendio en 2019 en la zona de las Pozas. Con esta reforestación, dirigida por el Grupo Syl-vestris, también se promueve el empleo local, con la participación de ocho trabajadores en la plantación, generando oportunidades entre colectivos vulnerables.

Fundación Repsol y el Ayuntamiento de Muskiz firman un convenio para poner en marcha, con el apoyo de la Diputación Foral de Bizkaia, un proyecto de reforestación pionero que va a recuperar un terreno de 7,2 hectáreas afectado por un incendio en marzo de 2019. Este proyecto tiene como objetivo convertir este entorno en un espacio verde que contribuirá a mitigar los efectos del cambio climático.

Para la realización de los trabajos, dirigidos por la empresa Sylvestris, se va a contar con ocho personas, dos de ellas pertenecientes a colectivos vulnerables, impulsando el empleo local y la contratación de empresas de la zona.

El proyecto supone la reforestación de 7,2 hectáreas de terreno y la plantación de 5.500 árboles, que permitirán capturar de la atmósfera 970 toneladas de CO₂. La Diputación Foral de Bizkaia ha llevado a cabo los trabajos de limpieza y preparación previa del terreno. Además, una vez realizada la reforestación, se encargará de conservar el bosque para evitar la expansión de especies invasoras y proteger el espacio ante usos indebidos e incendios. Asimismo, el proyecto contempla el desarrollo de trabajos de mantenimiento por parte de Sylvestris durante los próximos tres años, para afianzar la conservación de las especies plantadas y proceder, en el caso de que sea necesario, a la reposición de marras.

La gerente de Ingeniería y Desarrollo de Petronor, Matilde García, ha señalado que “reforestar y evitar la deforestación son las soluciones climáticas naturales más efectivas y viables. Los proyectos de reforestación, además de su impacto ambiental positivo y de su contribución para mitigar el cambio climático y recuperar ecosistemas degradados, conllevan un beneficio social gracias al modelo de promoción de empleo local centrado en grupos vulnerables”.

António Calçada, vicepresidente de Fundación Repsol, ha resaltado cómo las “reforestaciones son una solución climática natural y eficiente para compensar las emisiones de CO, generando un triple impacto positivo (económico, social y medioambiental) que contribuye a una transición energética justa y sostenible”.

Por su parte, el alcalde de Muskiz, Borja Liaño, ha expresado que “desde el ayuntamiento una de las prioridades es la reforestación con árboles autóctonos. Con esta acción, que se va a realizar en una zona del monte de Mello, continuamos en la línea que se lleva trabajando desde el consistorio y la Diputación Foral de Bizkaia para buscar un equilibrio entre el aprovechamiento forestal y el bosque autóctono”.

El Grupo Sylvestris, participado por Repsol Impacto Social, sociedad de la que es propietaria Fundación Repsol, es el encargado de coordinar los trabajos. Es una empresa especializada en bosques y desarrollo rural que genera empleo entre personas en situación de vulnerabilidad.

Siguiendo sus políticas de generación de impacto positivo, Sylvestris y Fundación Repsol potencian el impacto de triple efecto: económico, ambiental y social. Además de restaurar superficie forestal, mitigando el cambio climático, se comprometen a llevar a cabo sus trabajos formando y contratando a personas locales, dando prioridad a aquellas que se encuentran en situación desfavorecida o pertenecen a colectivos en riesgo de exclusión.