Mejorar la transparencia en el mercado de compensación de emisiones para aumentar su atractivo inversor

01.07.2021
Jornada Mercados de carbono y compensación de emisiones organizada por Fundación Repsol y KPMG

El objetivo de conseguir tener una economía con cero emisiones netas de CO2 en 2050 en la Unión Europea hace necesario que “el mercado de la compensación de emisiones sea más transparente para aumentar su atractivo inversor y reforzar así su enorme potencial”, según ha asegurado Simon Henry, Director de Carbon Market de IETA (International Emissions Trading Association) durante su intervención en el evento “Mercados de carbono y compensación de emisiones”, organizado por Fundación Repsol y KPMG.

En ese mismo acto, Teresa Hartmann, Lead for Climate and Nature en la Natural Climate Solutions Alliance del Foro Económico Mundial, ha subrayado “la importancia de clarificar los estándares del mercado voluntario de compensación de emisiones y sus herramientas de medición para poder avanzar en su armonización internacional”.

En la sesión, Antonio López, gerente senior de Transición Energética y Cambio Climático de Repsol ha analizado el estado actual de los mercados de carbono y las oportunidades de crecimiento.

Por su parte, el vicepresidente de Fundación Repsol, António Calçada, ha señalado la relevancia de las tecnologías de captura, uso y almacenamiento de carbono (CCUS). Entre ellas, ha destacado el enorme potencial las Soluciones Basadas en la Naturaleza, y en especial, de la reforestación.

Ramón Pueyo, socio responsable de sostenibilidad y gobierno corporativo de KPMG en España, ha puesto el acento en la importancia de poner en marcha medidas para luchar contra el cambio climático. Se trata, ha subrayado Pueyo, “de una revolución de una importancia similar a la que tuvo la revolución industrial en su momento; por eso es esencial que las empresas se conciencien de la necesidad de reducir sus emisiones”.

Durante el encuentro, han participado también Víctor Viñuales, director ejecutivo de ECODES; Enrique Enciso, CEO de Sylvestris y Natalia Cortina, senior Investment Manager de Repsol Impacto Social, para analizar el papel de las soluciones basadas en la naturaleza en el contexto de la compensación de emisiones.

A nivel global, el mercado voluntario de emisiones de carbono podría multiplicarse por 15 en 2030 y por 100 en 2050, con lo que su valor podría alcanzar entre 5.000 y 30.000 millones de dólares en función de los diferentes escenarios, según las estimaciones realizadas por The Taskforce on Scaling Voluntary Carbon Markets (TSVCM).

Fundación Repsol y KPMG han firmado el acuerdo “Motor Verde – Carbon Turnaround” con el objetivo de apoyar el desarrollo del mercado voluntario de compensación de emisiones de carbono en España y convertir a nuestro país en referente en Europa a través de proyectos de reforestación y recuperación de biodiversidad a gran escala.

Fundación Repsol junto con su participada Grupo Sylvestris ha puesto en marcha Motor Verde, un ambicioso proyecto de reforestación con alto impacto para España como herramienta de compensación de emisiones. Se trata de un plan transformador, con importante repercusión en la economía, en la sociedad y en el medio ambiente, especialmente en el ámbito rural, donde se llevan a cabo las plantaciones. Esta iniciativa promueve una economía verde, impulsando la creación de empleo local e inclusivo, generando oportunidades laborales para colectivos vulnerables e impactando de forma muy positiva en el medio ambiente y la biodiversidad. 

KPMG ha sido una de las firmas de consultoría pioneras en el lanzamiento de una línea de actuación para impulsar la transformación de las empresas hacia una economía baja en carbono. Esta iniciativa, denominada Carbon Turnaround, ayuda a sus clientes a acometer esta transición de la forma más rápida y sostenible posible, mediante mejoras en la producción, el uso eficiente de recursos, nuevas soluciones en materia de posibles subvenciones y financiación. Todo ello en base a un plan de compensación de emisiones.