Quinta sesión de Economía Circular centrada en el consumo

27.10.2020
La penúltima sesión del Ciclo de Economía Circular, organizado online por Funseam y Fundación Repsol, se ha centrado en las nuevas formas de entender el consumo, que exige otras formas de producir y acceder a bienes y servicios.
Cartel de las jornadas

El 78% de los ciudadanos europeos cree que los problemas medioambientales tienen un efecto directo en su vida diaria y en su salud y reconocen que pueden ser necesarios cambios fundamentales. Son datos de la macroencuesta “Actitudes de los ciudadanos europeos hacia el medio ambiente”, que la Comisión Europea publicó el pasado mes de marzo. Entre las soluciones, las personas encuestadas apuestan, en primer lugar, por un cambio en nuestra forma de consumir. Joan Batalla, director general de Funseam, ha introducido así esta quinta sesión del Ciclo de Economía Circular, que ha presentado a tres empresas que trabajan para favorecer este cambio. Laura Ojea, periodista especializada en energía y medio ambiente y redactora del periódico El Español, ha moderado el debate que se ha producido al final de la jornada.

Place to Plug es un proyecto basado en inteligencia artificial que facilita la localización, la administración, el uso y el pago de estaciones de carga para vehículos eléctricos. Marc Ruiz, CEO de la empresa, ha explicado cómo surgió la iniciativa: “Mi socio y yo nos preguntábamos ¿Cómo puede ser más fácil encontrar gasolineras que espacios para recargar coches eléctricos, si la electricidad está en todas partes y la gasolina hay que llevarla?” La solución es una app que aporta beneficios tanto a conductores como a propietarios de las estaciones, ya que facilita la eficiencia de los recursos para crear, así, una gran red de recarga. De cara al futuro, en la empresa trabajan para maximizar el uso de las energías renovables y que una batería pueda ser utilizada indistintamente para cargar el coche o para alimentar una casa.

En Kia Motors quieren ser una marca de referencia en movilidad eléctrica ya en 2022. El objetivo de la empresa es llegar a representar el 6’6% del mercado eléctrico mundial en 2025, con 11 modelos y una inversión de 22.500M€. Eduardo Divar, director general de la compañía en España, cree que la transición tiene que ser progresiva para evitar la pérdida de empleos en el sector y ha pedido medidas gubernamentales como la renovación del parque automovilístico y la mejora de la fiscalidad para los coches eléctricos. En Kia, además, apuestan por el carsharing como ejemplo de economía colaborativa: “Es una parte integrante del ecosistema de movilidad sostenible en las ciudades y está creciendo cada vez más. Por eso estamos desplegando nuestro propio servicio de carsharing, Wible, que ya está presente en Madrid, una de las referencias mundiales en movilidad compartida y sostenible”.

La última de las ponentes ha sido Patricia Aymà, cofundadora de Venvirotech, una startup biotecnológica dedicada a la transformación de residuos orgánicos en bioplásticos. La tecnología de esta empresa hace posible producir polyhydroxyalcanoato (PHA) -un tipo de poliéster biodegradable, sostenible, elástico y barato-, a partir de las bacterias presentes en los residuos. “Trabajamos para dos tipos de clientes. Por un lado, los que necesitan gestionar sus residuos orgánicos, pero no necesitan bioplástico. Por otro, los que compran bioplástico, a los que les ofrecemos el mejor precio del mercado. Así, nuestro proyecto es 100% economía circular, pero también ahorro económico.”

El próximo 3 de noviembre se clausura el ciclo de conferencias con la sesión denominada Reflexiones finales para la definición de las políticas públicas.